sábado, 23 de marzo de 2013

EN LAS CASCADAS


COLGANTE POCAHONTAS




































GARGANTILLA POCAHONTAS

AGOTADO
















Los algonquinos fueron un grupo de pueblos indios de Canadá y Norte América que con sus respectivos jefes formaron una confederación (Tsenacomoco) y, tras muchos obstáculos, han conseguido perdurar hasta nuestros días. 
Vivían en poblados temporales, en cabañas fabricadas con postes, juncos y cortezas, con pocos habitantes, que se dedicaban al cultivo de maíz, calabaza y frijoles. Con estos preservaban la fertilidad de la tierra, mantenían el suelo húmedo y ahuyentaban las plagas pero si las cosechas no rendían, abandonaban el terreno para que el bosque volviera a crecer y se recuperase. También se dedicaban a la caza y la pesca.
El líder del grupo era gobernador y juez y tenía un consejo que le ayudaba en sus decisiones. La mujer podía ser tanto líder como pertenecer al consejo. Era una sociedad donde reinaba una buena convivencia: era muy importante cuidar de la familia, compartir, respetar la naturaleza. De aquí, que su religión, se basara en los manitus o espíritus que tenían las plantas, animales, la tierra...y controlaban el tiempo, fueron creadores del hombre... El jefe espiritual o Chamán se comunicaba con ellos y, además, intervenía en las ceremonias y curaba a los enfermos hablando con los espíritus y usando plantas medicinales.
La principal población de esta confederación era Powhatan, cuyo significado es "en las cascadas" debido a que su asentamiento estuvo en las cascadas del Río James en Virginia. Y su jefe Wahunsunacock (que acabó llamándose igual que el pueblo) consiguió conquistar un gran imperio en casi todo el estado de Virginia.
Las tribus de Powhatan recibieron los primeros exploradores españoles alrededor de 1570 pero su misión duró poco. Y quince años después fueron los ingleses los que descubrieron esta tierra, llegando a fundar la colonia Jamestown en 1607. Los indios eran generalmente amables con los colonos, pero todo se volvió hostil cuando los colonos empezaron a quitarles sus tierras y sus recursos. Y cuatro años más tarde, el pueblo autóctono lanzó el primer ataque coordinado para expulsar a los ingleses, lo que les llevó a una década de guerra intermitente. Los ingleses, por su lado, comenzaron su guerra de exterminio contra los indios, destruyendo sus cosechas y negándose a firmar la paz... ¿por qué los europeos no querían trabajar con ellos o compartir? La guerra se prolongó durante cerca de 14 años hasta que en 1636 se firmó la paz y duró hasta 1641 donde se volvió a la guerra,  las tribus hicieron tratados de paz por separado y se crearon las reservas. Alrededor de 1722 terminó por disolverse la confederación india...

 Pero en toda esta historia hay una leyenda. Según cuenta el colono y capitán John Smith fue secuestrado y estuvo a punto de morir en manos de Powhanta pero su hija pequeña Pocahontas (que significa "pequeña traviesa") le salvó de ser ejecutado. Aunque se cree que esto constituía un ritual pensado para admitir a Smith en la tribu. Poco después Smith volvió a Inglaterra y Pocahontas fue capturada, cristianizada y se casó con un inglés que la llevó al Viejo Mundo. En un baile de máscaras, cuenta el capitán Smith, que volvió a verla y, según relata, "sin pronunciar la menor palabra ella volvió la cabeza... y ocultó su rostro, como si alguna cosa la apenara". Poco después, Pocahontas murió siendo muy joven.
Con todo esto no se puede sacar en claro si entre John Smith y Pocahontas hubo una historia de amor pero si que podemos hablar del reflejo de occidentalización en los primeros habitantes del Nuevo Mundo y la extinción de su identidad. Pocahontas es un mito para el hombre blanco, la imagen femenina del buen salvaje, pero para sus hermanos de sangre era una infiel que volvió la espalda a su tribu.

martes, 19 de marzo de 2013

NO ES LA FLECHA, ES EL INDIO.



PENDIENTES FLECHAS














Navajos, Apaches, Hopis, Sioux, Cherokees, Comanches, etc... son tribus nativas de América del Norte y 
Canadá. Su religión no distaba mucho de la cristiana pues los indios creían en el cielo y en infierno, con sus santos como el señor del Lago o de la Montaña. Además, creían en la existencia de un alma unida al cuerpo pero que seguía existiendo después de la muerte. Por lo tanto, entre el mundo real y el de los espíritus había un tercer mundo, un camino de transición y al cuál los indios podían acceder con ritos. Así los chamanes curaban enfermedades haciendo volver el alma la cuerpo.

Los indios americanos creían que todas las criaturas tenían un espíritu y lo respetaban, pues todos somos parte del equilibrio para el mantenimiento de la naturaleza y la tierra. Su creencia estaba dominada por una conexión espiritual con la naturaleza y estas creencias se reflejaban en los diversos símbolos que utilizaban como la flecha. Las flechas, junto con los arcos, eran muy importantes porque las usaban expertos cazadores para cazar, para alimentarse, y para protegerse tanto de animales salvajes como de los enemigos.
Los Sioux impusieron sus moda a la mayoría de tribus indias: las hacían surcos longitudinales para que volasen rectas y también  representasen el poder del relámpago, las que se usaban para la caza no llevaban plumas para que la punta llegara volando en sentido vertical a la presa y evitase las costillas (todo lo contrario que en la guerra, que se buscaba el vuelo horizontal por nuestra condición bípeda), se pintaban con sus colores preferidos (normalmente negro, azul o rojo) para reconocer al cazador o al guerrero...


Por lo tanto las flechas son símbolos de seguridad y protección y otorgan suerte en cualquier proyecto y según se representen tienen un significado u otro:
  • Si apuntaba a la izquieda significaba alejar el mal.
  • Si apuntaba a la derecha significaba protección.
  • Si apuntaba hacia abajo significaba paz.
  • Dos flechas juntas y en diferente dirección representaban la guerra.
  • Fechas cruzadas eran símbolos de amistad.
  • Un flecha rota era símbolo de paz, etc..

domingo, 17 de marzo de 2013

CONSTELACIONES



AGOTADO



PENDIENTES CONSTELACIONES










Antiguamente, el firmamento nocturno era muy importante pues la gente no usaba relojes y se guiaban por el sol y las estrellas para saber la hora, para orientarse, para conocer las distintas estaciones... Sin los problemas que tenemos ahora con la contaminación lumínica, se observaba un cielo plagado de estrellas y y de dicha observación, unido a creencias y mitos, imaginaron líneas que unían las estrellas para formar figuras (personajes mitológicos, animales, objetos...). Así surgieron las constelaciones.

Cada cultura por sus creencias o por estar asentadas en latitudes diferentes reconocían constelaciones diferentes. No se sabe con exactitud su origen, aunque se tienen indicios que en la época del hombre Cro-magno (30000-26000 a.C.) aparecen grabados de lo que puede ser un calendario lunar. Con el paso de los siglos, muchas desaparecieron y otras han permanecido como las doce constelaciones que se agrupan bajo el nombre de Zodiaco. Este es una franja del cielo por donde pasan el Sol y los planetas y se dividió en 12 partes, surgió en la antigua Babilonia.

Y así hasta nuestros días, donde los astrónomos han creado una distribución del cielo en 88 constelaciones, pero que las consideran como áreas fijas en el cielo limitadas por líneas que son paralelas al ecuador y los meridianos celestes y que nada tienen que ver con el concepto popular de figuras que nos transmitieron los Babilonios o los Caldeos.  En el pasado, solo reconocían como parte de una constelación las estrellas que formaban una figura pero ahora cada punto del cielo tiene su lugar dentro de una constelación.



viernes, 15 de marzo de 2013

LA LUNA CATALINA







AGOTADO




COLGANTE LUNA CATALINA




Luna es el nombre que pusimos al satélite que gira alrededor de nuestro planeta, y viene del latín luna o lucina  y ésta deriva del verbo luceo, lucere que significa iluminar o brillar.

Desde los orígenes de la humanidad han existido inquietudes por el culto y estudio de la luna. Desde pueblos como los de la Polinesia y tribus como los del Amazonas o de África que creían que era un ser vivo hasta culturas antiguas que lo consideraban una deidad (culpándola o adorándola por su influencia sobre el ser humano, la propia tierra o las criaturas que habitaban en ella).
Sus ciclos duran 28 días, igual que el periodo menstrual de las mujeres, lo que hizo que esta tuviese una gran adoración en los cultos a la fertilidad en la antigüedad. Así vemos que, por un lado, la luna tiene un carácter femenino pero, por otro también tenía un carácter esotérico. La luna tiene un componente oscuro o contrario al sol que produce efectos en animales (de aquí surge la leyenda del hombre lobo) y personas (brujas, aquelarres, invocaciones...). 

Todo esto lo vemos reflejado en la cultura greco-romana: en el carácter femenino tenemos a Selene, Artemisa y Diana y en el carácter esotérico tenemos a Hécate.
En la mitología griega era Selena (viene de selas que significa luz) que, después de que su hermano Helios (sol) terminase su viaje, comenzaba el suyo.  La diosa Luna (hermana del Sol) era personificada por una mujer joven y hermosa, de pálido rostro, coronada con una medialuna resplandeciente, y que conducía el carro de la plata a través del cielo nocturno, apareciendo siempre detrás del sol como si lo siguiera... Selena fue sustituida por Artemisa. Y al igual que Artemisa, en la mitología romana encontramos su equivalente. Diana era una diosa virgen y protectora de la caza, que paso posteriormente a ser una diosa de la luna y la castidad. Era severa, cruel y vengativa
Hécate tiene su origen en Asia y su culto se generalizó en Egipto (en egipcio heka significa mágia) y los griegos la acogieron como su diosa lunar. Estos la asociaban con las fases lunares que gobernaban el cielo, el mundo y el inframundo (brujería y oscuridad). Ella, además de asistir en los partos (símbolo de fertilidad), vagaba en noches de luna nueva con un jauría de perros para asustar en la oscuridad de la noche a los humanos. 
De Hécate se formó kat que significa luz, y de esta surgió Ekaterina que es el origen griego de Catalina. ¿Y quién no recuerda la canción popular Lorenzo y Catalina?
El sol se llama Lorenzo y la luna Catalina,
Catalina anda de noche y Lorenzo de día...


Pero el primero que puso un punto de racionalidad fue el filosófo griego Anaxágora que anunció que la luz que emitía la luna era el reflejo del sol. Y comenzamos a saber que influye en las mareas pues las subidas y bajadas se deben a la atracción del sol y la luna. Es el primer satelite al cual el hombre llegó y en el que se descubrió agua.
Pero aún con tantas evidencias que tenemos de su observación y exploraciones, siempre generará un halo de misterio. 


lunes, 4 de marzo de 2013

ÚNICA

AGOTADO 


COLGANTE PERLA



























¿Se puede considerar la perla una piedra preciosa? Nadie duda de su espectacular belleza pero no olvidemos que provienen de un ser vivo, de los moluscos. Y nunca vamos a encontrar dos perlas iguales, de ahí que la palabra perla viene del latín y significa única.
Las perlas se forman cuando un agente extraño (como puede ser un granito de arena) se inserta en una especie de molusco (vieras y ostras) y este no puede expulsarlo, entonces segrega un fluido para cubrirlo. Se van generando capas (llamadas nácar) en el agente hasta que se forma la perla. Pueden tener muchas formas, no solo redondas sino irregulares y de diferentes tonalidades, dependiendo si son de agua dulce o salada.

Lo cierto es que las perlas son las gemas más antiguas y de más valor. De ellas se han generado muchas leyendas e historias. Los romanos las usaban para financiar sus batallas y los chinos como pagos de tributos.
Pero también fueron usadas con fines medicinales: los chinos las usaban para curar problemas de corazón, ojos, fiebres, indigestión  etc.., los indios creían que fortalecían el cuerpo y mente y los europeos también pensaban que curaban mente, corazón y fortalecían los nervios. Aún hoy en día se usan para cosméticos.
Otras culturas pensaban que tenían poderes mágicos: Los persas creían que provenía de la luna, los incas pensaban que tenían propiedades místicas de salud, sabiduría y profecías y los caballeros de la Edad Media creían que les protegía de cualquier peligro.
Y, por último, había otras que eran usadas con fines ornamentales como los indios americanos hacían collares, las ponían en tocados y en adornos de cobre hasta nuestra actualidad donde hemos vuelto a usarla en joyería.
Las perlas han sido los accesorios más populares en las bodas y aún hoy siguen siéndolo. La perla simbolizan la inocencia, la modestia, la pureza y la unión feliz, que también es simbolizada por la novia. Absorbe la energía negativa y tranquiliza a la persona.