jueves, 14 de febrero de 2013

EN ALGÚN LUGAR SOBRE EL ARCO IRIS (última parte)






BROCHE ESPANTAPÁJAROS


Por último hablaremos de El Espantapájaros. Dorothy lo vio en lo alto de una estaca situado en medio de un gran campo de maíz, sin poder moverse y quejándose porque no tenía cerebro. Su cabeza era un saco relleno de paja con los ojos, la nariz y la boca pintados. Y allí lo tenían puesto unos granjeros para asustar a los cuervos. La chica lo ayudó a sacarlo de allí y quedó enormemente agradecido. Lo que le caracterizaba es que no tenía criterio y cambiaba sus decisiones a cada momento porque vivía temeroso de que una cerilla lo pudiera quemar. Creía que sus males terminarán el día que consiguiera un cerebro.

El Espantapájaros es la representación de la mente, de la inteligencia. La paja que él tenía en la cabeza son las ilusiones falsas y las ideas erróneas y se deberían desechar y tirar para quedarse solamente con el grano.  El Espantapájaros se encuentra en el campo inmóvil como si fuera una mente analítica y lógica. La parte del hemisferio izquierdo del cerebro que selecciona, organiza y no deja lugar a la imaginación o abstracción de pensamientos del hemisferio derecho. Es lo que le falta para sentirse completo. Pero en el viaje es el que toma decisiones y ofrece ideas al grupo sin tener conciencia que lo hace. Hay varios tipos de inteligencia y de la que se carece muchas veces es de autoestima. 

Se cree que, El Espantapájaros, en la novela representa al granjero americano, ignorante en asuntos de banca y contabilidad. Eran ingenuos pero inteligentes y se les mantenía en la inopia sobre las políticas financieras del gobierno. La benevolencia del Espantapájaros viene del espíritu de cooperación que se da en esta clase social frente al sistema capitalista (un poco en contra de la competencia que ofrecía El Hombre de Hojalata, la industria).


Pero lo que está claro que que Dorothy y sus amigos acometen su misión, aportándoles experiencia y seguridad para liberarse de sus fobias. No les hacían falta el diploma, ni la medalla ni el reloj, pues el hecho de sus esfuerzos hicieron que se desarrollasen y se valorasen.

miércoles, 13 de febrero de 2013

EN ALGÚN LUGAR SOBRE EL ARCO IRIS (3ª parte)

AGOTADO






BROCHE HOMBRE DE HOJALATA










Otro de los personajes con el que se encuentra Dorothy es el Hombre de Hojalata. Lo ve inmóvil a causa de la oxidación y, una vez lubricado, se queja de no tener corazón. Con él Dorothy despierta en su interior el amor y la compasión. Era un leñador enamorado de una niña pero la abuela de ésta no los dejaba casarse mientras no tuviera hecha una casa. Con el paso del tiempo, la malvada anciana, y viendo que la casa estaba casi terminada, acudió a la bruja mala del Este para que impidiera el matrimonio y ésta lo hechizo. Le amputó todas las partes de su cuerpo hasta hacer desaparecer el corazón y con él todo su amor. Pero el leñador consiguió reconstruir todo su cuerpo gracias a la hojalata: su cabeza, sus brazos y sus piernas estaban soldados a su cuerpo.


El hombre de hojalata representa las emociones que el paso del tiempo va oxidando y las convierte en innobles y rígidas. Es un personaje rígido que necesita de constante atención. Es un persona que necesita amor y ofrece amor porque, en su afán de trabajar y ser valorado por sus méritos, descuido su emocionalidad y el hacerse valorar por sus virtudes.
Baum quería representar al obrero industrial deshumanizado, sin corazón, característico de la competitividad y el progreso de la industria norteamericana de finales del siglo XIX y principios del XX. Al igual que el hombre de hojalata, estos obreros primero tuvieron alma porque fueron hombres pero se convirtieron en máquinas para que trabajasen mejor y más rápido.

EN ALGÚN LUGAR SOBRE EL ARCO IRIS (2ª parte)

AGOTADO




BROCHE LEÓN COBARDE




Dorothy, tras caer en Oz, es ayudada por la Bruja Buena del Norte que le aconseja que busque al mago para que la devuelva a su hogar y para ello tiene que seguir el camino de oro. Durante su marcha, se encuentra con unos personajes que la acompañarán para ayudarle y pedirle también favores al mago.

Uno de ellos es el León Cobarde. La primera impresión que tienen es que es una animal grande, el rey de los animales, temible y peligroso pero que demostró ser un cobarde ante los ladridos de Toto . Reconoció  que siente miedo todo el tiempo. Se unió al grupo para pedirle al mago Valor. Pero durante todo el camino el león dará muestras de aquello que reclama para él, muestra voluntad y toma de decisiones a cada paso. 

Está claro que nuestra razón puede equivocarse, levantarse, volver a hacer, deshacer, acertar y sacar nuestras propias conclusiones basándonos en nuestra experiencia. El valor toma la decisión de la acción en cada momento y el miedo es el que nos paraliza, nos inmoviliza y nos enfrenta a nuestro raciocinio.  El león no entiende que la valentía significa actuar contra el miedo, y no es consciente que  realmente lo hace con frecuencia. 

Verdaderamente el león, en el marco histórico-económico, representaba a William Jennings Bryan, que era un senador populista del estado agrícola de Nebrazca y que realizó una campaña incansable en pro del bimetalismo pero que a pesar de los halagos perdió las elecciones. Era un pacifista pero no un cobarde, así no estaba de acuerdo con la intervención de EEUU en la Primera Guerra Mundial.

EN ALGÚN LUGAR SOBRE EL ARCO IRIS (1ª parte)

AGOTADO

BROCHE DOROTHY GALES








El maravilloso mago de Oz fue escrito por Lyman Frank Baum alrededor de 1900 y no solo es un cuento infantil sino una crítica a la cultura popular norteamericana, un reflejo sociológico, ideológico y económico de la época en ese país. En pleno inicio del siglo XX, EEUU estaba debatiendo que patrón monetario elegir: el oro o el bimetálico plata-oro. Y teniendo en cuenta la situación dramática en la que se encontraban los granjeros y la industria, endeudados y sin poder pagar porque había escasez de oro, era necesario elegir el patrón bimetálico plata-oro.


La historia cuenta como Dorothy, después de ser arrancada de sus tíos por un ciclón, emprende una marcha por el camino de oro hacia Oz, el país de la fantasía donde operan las brujas y los magos. Baum con este personaje nos da a conocer el ciudadano rural medio de Estados Unidos y las brujas y los magos son los banqueros que apoyaban el patrón oro para avalar su riqueza. De hecho Dorothy, nada más llegar a Oz, deja sus viejos zapatos y se pone otros de plata (símbolos del patrón bimetálico)... si, sí, no eran rojos como en la película.
Dorothy viaja a lo más alto para conocer un mundo fantástico que en el fondo no es tanto, al igual que Alicia se sumergía en un mundo maravilloso de personales estrafalarios muy semejantes al real (¿os acordáis?).
En ella se concentran las virtudes de amor a la familia, pues a pesar de estar en un reino con paisajes coloridos ella prefiere volver a su mundo gris de Kansas con sus tíos, y ayuda a los extraños y perdedores, es una niña humilde y de buenos sentimientos. De hecho el significado de su nombre, que viene del griego Dorótheos (don de Dios), nos dice que es una persona fuerte, honesta, sensible y generosa, con mucha energía y alegría. El guardián de Dorothy es su perro Toto, que en latín significa todo, y que le lleva al deseo y la curiosidad. Como veremos cada personaje es el espejo de los estereotipos creados en aquella época.